Helping Students Buy

Si quieres empezar una empresa; dedícate a ello - Helping Students Buy

Si quieres empezar una empresa; dedícate a ello

febrero 17th, 2016

Muchos emprendedores cometen miles de errores al comenzar su empresa, uno de los errores más graves que comete la mayoría, es la poca dedicación, justificada normalmente en falta de tiempo, de recursos o capacidad. Sea cual sea la excusa que se busque, los emprendedores tienen que enfocarse en un 100% en su negocio si quieren ser exitosos.

nueva-empresa

Claves para dedicarte a tu empresa

Los inicios de cualquier empresa son difíciles, y hay muchos motivos para ello. Sin embargo, si el único modo de lograr sacar adelante una empresa es dedicándose a ella, veamos de qué modo se puede actuar para que las dificultades no te consuman.

Dedicación total: La única forma de darle una oportunidad de éxito a tu empresa, es dedicarte en un 120% a ella, sobre todo en sus inicios.

Forma un equipo: Busca a las personas más brillantes para dar forma a tu emprendimiento, y hazlas partícipe de las ganancias. La mejor de las ideas con un equipo mediocre y poco comprometido fracasa, mientras que muchas ideas mediocres han tenido éxito sólo por tener detrás un equipo precursor comprometido con ella, y que además, se destacan en su especialidad.

Reparte responsabilidades: Para repartir la propiedad y las responsabilidades en la empresa, debes dejar claro desde el inicio quién es el jefe. Las empresas repartidas en partes iguales funcionan cuando todos aportan liderazgo en partes iguales, y eso es muy difícil que suceda en la realidad. Siempre hay un líder y este debe tener una participación mayor.

Anticípate a las necesidades: Calcula las necesidades de capital con varios meses de anticipación, de modo que tengas la capacidad de negociar siempre bajo control. Cuando estás a punto de quedar en quiebra pierdes todo poder negociador, y eso debes evitarlo siempre.

Revisa los contratos: Los contratos con clientes, proveedores, son la fuente de vida de tu empresa, por lo tanto, siempre debes revisarlos. Especialízate en temas legales y contractuales que afecten tu negocio, para que seas capaz de detectar cualquier inconsistencia que afecte negativamente a tu negocio.

imposible

No te dejes afectar: Los riesgos siempre estarán presentes en tu negocio. Si piensas que vendrán grandes empresas a quitarte el negocio o que los competidores te comerán vivo, estás perdido. El miedo no puede paralizarte para llevar adelante tu negocio, y para eso existen los planes de negocio, que te ayudan a anticiparte desde el enfoque estratégico, a todas las movidas que puedan existir en el mercado para cuando lances tu empresa.

Los riesgos de emprender sin duda son altos, y para eso debes planificar la forma de repartir los riesgos. Cuando cuentas con un equipo de trabajo comprometido, puedes emprender incluso sin dedicarte jornada completa a tu empresa, ya que puedes delegar en tu socio de confianza el medio día que no te dedicas al negocio y el otro medio día lo manejas tú. Un sistema de turnos en principio puede funcionar fantástico para no tener que dejar de lado un empleo seguro, que muchas veces no se puede dejar por los compromisos familiares y bancarios que cada emprendedor tiene.

Emprender en solitario será muy difícil si tu debilidad es el tiempo que puedes dedicar a tu empresa, y en esos casos, tienes que pensar en la manera de delegar el mando a alguien mientras no estás presente en tu empresa. Hay opciones de oficinas virtuales con secretarias virtuales que te pueden ser de gran ayuda para tomar recados importantes a cualquier hora y contar con una oficina a bajo costo si necesitas hacer reuniones. Lo importante es buscar soluciones a tus debilidades, y no dejarte absorber por ellas.