Helping Students Buy

Taxis vs Uber; razones o resistencia al cambio - Helping Students Buy

Taxis vs Uber; razones o resistencia al cambio

abril 23rd, 2016

Alrededor de todo el mundo, hay una guerra entre las compañías de taxis «tradicionales» y Uber más otros servicios de transporte compartido.

taxis

Hay tendencias en la industria que nos permiten predecir el futuro de la fatal resistencia de los taxistas a la innovación. Casos como estos fueron descritos en la revista Fortune hace algún tiempo. Pero más que replicar esas historias, hablaremos aquí de las características comunes entre las empresas que fracasan, y así entender por qué aunque haya paralizaciones y hordas de personas varadas esperando taxis, esas acciones en contra de la innovación no tendrán buen fin.

Una problemática global

Podemos decir que aunque los taxistas hagan huelgas, paralizaciones y problemas, no tendrán éxito porque siguen un patrón de probado fracaso. Vemos los casos que están sucediendo alrededor del mundo, y como nada puede poner freno permanente a la innovación.

Tenemos el caso de Ford. Si lo piensan, Ford ha estado en el negocio, al igual que otros que han sobrevivido, porque reúne ciertas características que sus competidores no tienen. Esas características que hicieron fracasar a empresas líderes del mercado en su momento, se pueden resumir en estas 3 cosas:

1.Pensamiento envejecido: Todos sabemos que el mundo cambia rápidamente, y esto es por las nuevas tecnologías, que para la industria de los taxis, implica romper con su acostumbrada estabilidad.

En el negocio de los taxis, se puede ver personas luchando por mantener vigente un sistema anticuado, monopolista y hasta sobre regulado. Ver que ataquen a Uber porque no cobra por milla, o no lleve permisos oficiales, es la mejor muestra de un pensamiento que se resiste a modernizar su modo de ver el mundo.

2.Mal servicio y antipatía hacia el cliente: Los taxistas tradicionales, en su mayoría han perdido mercado no sólo por precios, sino que también por la mala calidad en servicio.

Si revisamos internet, vemos que hay muchas quejas y reclamos en contra de los taxis, y hay áreas en donde estos no llegan. Fue ese el problema que resolvió la fundadora de Uber, al quedarse varada en un lugar de Paris, en donde no llegaba ningún taxi. Los taxis hacen caso omiso a los clientes y los tratan con una antipatía deprimente. Todo eso les ha significado perder prestigio y ventas.

Pelear por  ganar pequeñas batallas no garantizará que los taxis ganen la guerra, y aunque los políticos apoyen a los taxistas hoy, estos no ganarán y queda demostrado por lo que sucedió en la huelga que se produjo en Londres a mediados del año pasado, donde la demanda por transporte Uber aumento un 850% durante ese día. ¿Qué ganaron los taxistas con su huelga ese día?, perder el ingreso de un día de trabajo y una buena parte de su debilitado prestigio.

taxi

3.No innovan: Los taxis insisten en mantener un modelo de negocio que no resuelve el problema principal de sus clientes: el transporte, hecho del modo más eficiente posible. La clave del éxito de Uber no es su precio, es porque responde a las necesidades de los clientes y hoy se está enfocando en incorporar un medio de transporte multimodal, que incluirá viajes en helicóptero. Los inversionistas ya sacaron cuentas alegres con esta inminente solución.

Los taxistas tradicionales, han decidido incorporar métodos de pago electrónicos para tratar de mejorar su servicio, pero claramente eso no es suficiente, ni cambia de modo estructural su negocio.

Al igual que las compañías de taxis, muchos negocios de otros sectores se adaptan a los cambios con demasiada lentitud, sin ver que el cambio está alrededor y el éxito no está garantizado por la posición histórica en la industria.

Hay demasiada evidencia en la historia de los negocios para negarse a ver que la pelea entre los taxis y Uber tiene los días contados.